jueves, 20 de noviembre de 2014

Carta a Rosa Rosita: Rosa, Rosa-e, eRos@.

  • Mira, Rosa (y ahora me pongo serio, transcendente si quieres, y no por ello quiero que pienses que miento o me río de lo que voy a contarte):

    Habrás oído muchas veces (igual que yo), que cuando uno se encuentra ante su propia muerte (como fue mi caso el día 4 de Octubre... y además literal, porque me moría científica y existencialmente, para los restos y sin vuelta). Bueno, digo: Cuando uno se encuentra delante de la muerte, se ha comentado siempre que te pasa tu vida entera por delante en cuestión de segundos...como que
  • Rosa Molina
    Rosa Molina

    Eso cuentan, eso cuentan...
    Por suerte o por desgracia todavia no lo he experimentado... jejejeje.
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    en ese periodo tan corto de tiempo, haces el famoso repaso de lo que has vivido, dejado de vivir y olvidado, porque además se aparecen todos tus "fantasmas" de golpe y sin pausa ni censura que los arrincone, como queriendo todos ocupar el último halo de pensamiento y razonamientos al borde de esa oscuridad tan grande que debe ser la muerte en realidad y atravesando, paradójicamente y a la vez, el famoso también "túnel de lavado-centrifugado" que dicen que tiene focos de 500 Watios para que te acompañen en el último suspiro....
     

    Pues no Rosa. Eso no es cierto, tía, o a lo mejor eso sucede nada más que cuando realmente te mueres, por lo que nadie, en su sano juicio real y científicamente demostrado, puede haber contado semejante patraña si es que nunca nadie ha vuelto del otro lado: Mienten como bellacos. Jejejeje.
  • Rosa Molina
    Rosa Molina

    Mítica leyenda tal vez...
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    Yo te voy a contar lo que se siente...
    Se siente un miedo tan grande que no sabes explicar tal sentimiento: Miedo a no ver más a Pepe y a Lola, a los cuatro amigos conservados durante estos años (pocos), a no respirar de nuevo, aunque sea entre toses del tabaco, a no ver de nuevo el mar, y el sol, y los árboles (que aunque suene ñoño, cojones!, que son cosas que llenan, carajo!), miedo a no ver más a Mada, ¿Por qué no?. Es buena, guapa, muy guapa y generosa, simpática hasta que deja de serlo y la MADRE DE MIS HIJOS, y una persona que necesita mucho valor para seguir adelante. Miedo a no ver más al resto de la familia: Mi hermana, mi cuñado Oscar, mis sobrnos Pablo y Julio,  a Fran, a Teté, al Tufos, que por no herir ni pecar, nunca habla, a Agustina, mi otra madre todos estos años, aunque a cierta distancia y con menos abrazos y besos que la mia propia.... Miedo a no volver a andar, a pasear, a reir, a los besos, LOS BESOS, a hacer el amor, a follar: A llorar... tanto llorar....tanto llorar....
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    Así que esa es la sensación y, ¿Sabes cuándo uno, sin embargo, ve si toda su vida delante y le da el repaso tantas veces dibujado por la literatura fina...???
  • Rosa Molina
    Rosa Molina

    No se q decirte... Me dejas un poco sin palabras
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    Cuando sientes la enorme felicidad de haberla salvado por los putos pelos... y cuando sientes que has hecho el gamba durante tantos años que tú, y solamente tú, eres el responsable de la miseria que ha estado a punto de empujarte fuera de escena y para el resto de los ensayos... Es entonces cuando te preguntas: ¿cómo coño has dejado que eso suceda?. Y te das cuenta de lo poco que te has querido, a ti y al resto por ende...y es entonces cuando decides que ahora es el momento de vivir. DE VIVIR con mayúsculas (no quiero decir con ello que vivir sea irse de bares y tascas continuamente, aunque parezca que es el modus operandi de esta historia, nudo y desenlace). Y es entonces cuando tomas las decisiones que posiblemente el miedo, la cobardía, el respeto, el cariño (que no el AMOR), no te han dejado tomar antes...Y es entonces cuando es el momento en que decides, de nuevo, resetearte y comenzar de cero. Con un corazón "nuevo" y con una "vida nueva"... de nuevo con los mismos miedos de siempre: A la soledad, a los "San Benitos" y a todo ese cortejo que seguro va añadido y que no va a dejar de sorprenderte, de forma ingrata también, como en el caso de Fran y Teté, a los que yo quiero mucho... Fin. ;-)
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    Jejejeje
    Fin y perdón...tenía que contárselo a
    alguien, tía. NO LO SIENTO.
    Es un "regalo" tb. para ti, si quieres verlo de esa forma y no como el tostón del perico este que no se puede dormir...
    No tienes que decir nada...no es eso lo que espero...yo ya me he desahogado y está claro que "te utilizo"... si me permites el cinismo.... tu silencio me reconforta mucho más que cualquier respuesta buscada o encontrada en no se sabe bién dónde ...Tranqui. Gracias.
  • Rosa Molina
    Rosa Molina

    Me gusta escuchar o leer en este caso, pero nuevamente te digo q no se q decirte...
    Aconsejarte creo q no puedo, aparte de la edad y la experiencia, no se q ha sido de tu vida de aqui patrás y no sé si lo sabré de aqui hacia delante...
    Segun cuentas, quieres vivir, pues hazlo, solo tú eres capaz de hacer con tu vida lo q realmente quieras.
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez

    Gracias. Te repito que no tienes que decir nada, aunque si a mi me metieran el rollo que yo te he soltado si que te diría, al menos: ¡Pubícalo, gilipollas, lo has bordaaaaoooo!!!!....jejejejjejejejejeJejejejejeje

     Jwejejejejej....ay, ay que me da....jejejeje. Que me da un infaaaartoooo....jejejejje +Gracias Rosita. Eres grande y sabes que lo sabes y que yo te lo he dicho ya muchas veces....yo si veo y sé, no hace falta saberse al dedillo las miserias o virtudes de alguin para INTUÍRLO...a ti te intuyo desde hace tiempo...!Ponche con hielo¡.
  • Rosa Molina
    Rosa Molina

    Pero cuidadin, la vida se puede volver en tu contra, ya sabes que es muy traicionera, vive con consideracion contigo mismo...
    E intentando no volver a comerter los mismo errores.
    Gracias Antoñito, tu sabes q tb eres un tio grande y q yo tambien lo se...
  • Antonio J. Valenzuela Rodríguez
    Antonio J. Valenzuela Rodríguez


    Ya....ese es el miedo y el no saber frenar tanto sentimiento y sensaciones encontrad@s (y recuperad@s much@s ahora por fin)...Y el miedo a que esto tb. tendrá una bajada, porque voy sobredosificado, y lo sabemos: Las sobredosis no traen nunca nada bueno...Lo sé...pero a la vez no sé parar, y es que será la INERCIA la que me frene... estoy convencido....Lo sé tb.... espero guardar algún coco entonces de lo alto de la palmera, para no pasar sed "allí abajo"....jejejeje. Un beso grande, y gracias otra vez. Rosa Rosae e-Ros@/#Rosa-e ;-)