Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 23, 2008

-Oiga: ¿Es la Bolsa Única de Empleo Temporal del SAS?. -Que se ponga...

-Oiga, si, si, si. No, no....no. Que si que estoy disponible. Es que como me salía un número oculto. Si, si... si. No. -Es que mire usted, estaba yo. No, no....no. -Si. En toda la provincia. No. Como pinche no, que no me saqué lo de manipulador de alimetos y la mili se me está alargando y estoy con los carnés. -Celador conductor... si, no...si. No. El C, el D y el especial de tanques. ¿No ve que le llamo desde el ejército?.... -En la guerra tambien hago de camillero. Apuntelo ahí. -Si. ¿Experiencia?. Me sobra. Era el que reponía la máquina de cafés del Club del pueblo. El "Cipri´S Rouse" Km. 76 N.IV. Y un precio me hacían... -Oiga, y en la de los DCCU, que tb. eché los papeles. ¿No habrá nada?. Con ésto de ser camillero... ya sabe, lo que es la sangre ya no me impresiona. Si, si....si. ¿Que la han quitado?. Ah, no me diga...si, si. ¿Que por éso ahora ésta se llama Única?. Porque ya queda ésta sola. Si, no. No... Pues tuve que pedir el certificado de Primeros Auxilios al teniente…

Yo tambien trabajo con la Comunidad y nadie me lo retribuye ni reconoce: Atención continuda A discrepción?

Bueno, días atrás ya vimos como hasta los de la ASANEC habían hecho un recetario recordatorio de lo que suponía Atención Continuada A Como trabajo para la Comunidad, aunque ellos, lógicamente no mencionaran que toda esa actividad fuese la potenialmente retribuible. Y en ese intento de que este concepto no desaparezca y sea justificado en toda esa batería y como ahora pide el SAS.
Está claro que esta medida, no es más que el fruto de haber provocado y haber hecho de un concepto retributivo y de adhesión a una filosofía de nivel asistencial para el que trabajamos, de nuevo, algo que se pevierte.
Yo qué queréis que os diga. Currantes del SAS, zánganos y jetas, conozco a unos cuantos que no dan ni chapa. Aparte de que suelen ser los que encuentran el potencial conflicto en todo. Afiliados por supuesto a alguno de los amarillos sindicatos, con una biografía de bajas digna de Mortadelo y normalmente, inmersos en un proceso inacabado de búsqueda de algún grado de minusvalía. Con sus guardias…