lunes, 17 de diciembre de 2007

2007, ¿Un año para el olvido?. Seguro que no.

Acaba este año en el que, profesionalmente, como todos sabeis, ya nos "echaron los reyes" el 30 de Enero con el Acuerdazo sin publicación en BOJA de reordenación de las urgencias del SSPA, como si ésto se reordenara a golpe de batuta impuesta. Ingénuos.

Hemos sido espectadores de las formas déspotas del aparato pseudopolítico-gestor que nos gobierna en Andalucía. Hemos descubierto sus intereses ocultos, que para nada tienen nada que ver con el horizonte paciente pregonado puntalmente ante convocatorias a urnas. ¡Qué más lejos de la realidad!.

Hemos asistido a la vergonzosa e indigna manipulación que de los sindicatos y sus monigotes representantes hacen los eruditos de despacho y de productividad fija en los foros que han de representar la voz de los trabajadores, máximo valor organizacional, y que ridículamente son manejados como aval y justificación a tanta mentira, por negociarse todo en el mentidero que llaman Mesa Sectorial y cuando el verdadero discurso profesional está en "los tajos", no en la voz de los liberados.

Hemos asistido a la pugna por esa parcela de poder llamada "Ugencias" y cuando yo me pregunto: ¿Qué tendrá la bola que a todo el mundo le mola?, para que todas las sociedades científicas tengan algo que anhelar y cuestionar a la de "enfrente".

Hemos sufrido ceses y expedientes como único dicurso institucional de respuesta a legítimas reivindiaciones profesionales. Muestra evidente del talante de quienes nos gestionan. Pobreza de instrumentos y de herramientas que olvidan que los recursos son HUMANOS. Herramientas de coacción, herencia del fascismo más recalcitrante y de la intransigencia del " yo tengo más cojnes", que no de posesión alguna de mejores ideas y que será ejemplo evidente para nuestro recuerdo del cambio político que nos prometían, que esperábamos y que ahora desdibujan.

Acaba este año sin especialidad de Urgencias, sin prescripción enfermera, sin desarrollo de las comisiones que desarrollen el resto de las áreas de los cuidados especialistas. Acaba este año con los mismos en los mismos sitios, y así nos va. Así nos va a los que no hemos querido subirnos al caballo de Troya que nos haga hacer pasar desapercibidos y de la mano del "Equipo ganador". Y aquí estamos y seguiremos, para que gestionéis nuestro enfado como valor añadido a esa pluralidad que os otorgáis como medalla de modernidad y de progreso. Hipócritas.

Pese a todo, hoy hay que felicitar, ya que así el tiempo que nos toca lo dicta, por este nuevo solsticio de invierno en el hemisferio norte. Punto de inflexión que esta sociedad a veces vocifera religiosamente como época de nacimiento divino. De sentimiento altruista pagano reencarnado en la generosidad de Papá Noel otras tantas. En el puro y duro negocio arrancado por el marketting consumidor de estas fechas siempre.

Felices Pascuas, a pesar de todo, a todos. Un saludo.

Invocación romana de la saturnalias, fiesta del "sol invicto"

"Esta es la noche del solsticio, la noche más larga del año. Ahora las tinieblas triunfan y aún así todavía queda un poco de luz. La respiración de la naturaleza está suspendida, todo espera, todo duerme. El Rey Oscuro vive en cada pequeña luz. Nosotros esperamos al alba cuando la Gran Madre dará nuevamente a luz al sol, con la promesa de una nueva primavera. Así es el movimiento eterno, donde el tiempo nunca se detiene, en un círculo que lo envuelve todo. Giramos la rueda para sujetar la luz. Llamamos al sol del vientre de la noche. Así sea."